Nailin’ Paylin’

Nailin’ Paylin’ o la enorme diferencia entre una dictadura mocha y un pais con libertad de opinión.

Nailin' Paylin'

Si bien México no es Rusia, donde ser reportero se ha convertido en un deporte extremo, para allá vamos, por un lado a las personas que están recolectando información sobre criminales, en especial narcotraficantes no hay quien les ayude, sólo Reporteros sin fronteras expone sus casos cuando ya ha ocurrido una amenaza o una tragedia, o está el caso de Lydia Cacho Ribeiro una autora que denuncio una red de pederastas en su libro “Los demonios del Edén” ISBN: 968595758 y se topo con que el gobernador del estado de Puebla tomo cartas en el asunto, pero para desaparecerla, secuestrarla usando a agentes del estado y tratar de defender lo indefendible, una clara señal de que clase de personas están en las altas esferas políticas de éste país.

Lo último en éste gobiernos de “las buenas conciencias” es que no se puede hablar de un politico o candidato en un modo que pudiera ofenderle, así de ambiguo está dispuesto, no se puede denunciar ni sus ligas con criminales, ni su pasado de incongruencias, mucho menos hacer burla de ellos, en una nación donde tenemos una tradición de caricaturistas o “moneros” muy antaña, si bien Los Estados Unidos son especialistas en desaparecer personas y en generar pruebas, ellos tienen todavía una reforma a su constitución que garantiza la libertad de expresión y podemos ver cosas como los (en verdad) divertidos segmentos de John Stewart sobre Obama o ésta futura cinta pornografica inspirada en la gobernadora Palin, donde claro que harán uso de su “experiencia” internacional.

Si bien lo que persigune los productores de Nailin’ Paylin’ es la mayor ganancia aprovechando la coyuntura, el equivalente en México es nuestra estúpida clase empresarial especulando de un modo tal que en una semana el peso perdio el 50% de su valor.

Nailin' Paylin'
Nailin' Paylin'

About the First Amendment

Congress shall make no law respecting an establishment of religion, or prohibiting the free exercise thereof; or abridging the freedom of speech, or of the press; or the right of the people peaceably to assemble, and to petition the Government for a redress of grievances.

Anuncios

Haz de esto una conversación

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s