tenemos que cambiar

México es un país que no ha superado traumas de la época precolombina, y después de la llegada de los Europeos, sólo ha generado conflictos nuevos.

Esa manía de ser más chingón, la picaresca que le dicen, que es un flagelo que comparten otras tanas naciones nos tiene estancados, éste país nunca va a avanzar a menos que la gente deje de ser tan “transa”, tan corrupta, tan falsa, con esa tendencia a apuñalar por la espalda, a traicionar la confianza, a dejar de sentir que todos los demás son pendejos menos ellos.

Lo mío no es nuevo, llevo años diciendo que las cosas están mal y que no es cosa de gobiernos, partidos políticos, mesías, pejes o demás, eso no importan, una sociedad podrida sólo puede generar una clase política aún más deleznable.

No había querido hacer ésta entrada porque una vida se perdió en el proceso que dio validez al argumento de que los chingones nos están llevando a la ruina.

¿por qué la gente cree que las leyes están para romperse?
Odio esa frase de “hecha la regla, hecha la trampa”
De verdad no hay necesidad, si vamos a vivir como animales, pues dejemos de pretender que éste es un “estado de Derecho.

Un conductor decide que la prohibición para que los vehículos pesados circulen por el famoso segundo piso del periférico no aplica para él, que si no hay policías y topes aéreos para impedírselo, la prisa que el lleva y el tránsito endemoniado de la ciudad de México son todo el permiso que necesita, y aún así, por razones que no conocemos, perdió el control de su vehículo, cayo sobre los que circulaban por debajo y aterrizo en dos automovilistas, personas inocentes que pudieron haber visto su vida interrumpida por la estulticia ajena.

El caos, la sorpresa, el shock, las pérdidas económicas que nuestras acciones tienen en los demás deberían estar presentes en nosotros cuando estamos sopesando si de verdad somos tan “chingones” , el conductor pago el precio definitivo, y es lamentable, no había ninguna necesidad, si todos respetáramos la ley, a los demás, y tratáramos de “llevar la fiesta en paz” no habría embotellamientos, los choques no serían tan frecuentes, las mentadas de madre serían raras, todos llegaríamos más tranquilos y más rápido a nuestras casas, oficinas, lugares de reunión, en éste jueguito de “king of the Hill” todos perdemos.


El Prójimo no es un escalón para que lo estemos pisoteando, una sociedad tan acostumbrada a echarle la culpa de sus fracasos a los demás, tan llena de gente egoísta (y paradojicamente a veces muy altruista) no debería sorprenderse cuando en todos sus niveles hay criminales, gente ruín que sólo piensa en si misma y hasta en eso es ciega, es cierto que cuando sube la marea todos los botes suben, tanto los trasatlánticos como las balsas pesqueras.

Si de verdad queremos que México salga dle hoyo hay que aceptar que no lo veremos nosotros, pero nuestros nietos y a lo mejor nuestros hijos si, necesitamos inculcar valores como la perseverancia, la solidaridad, el coraje, y sobre todo a ser responsables de las malas decisiones que hemos tomado, no tratar de echarle la culpa a alguien más o ver a quien nos llevamos entre “las patas”

Anuncios

Haz de esto una conversación

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s