Behind the wheel @ #NYC

20140913_120442

20140913_120349

20140913_120340

20140913_231336_LLS

Manejar aquí/allá le quita un poco de la magia, por cierto, no hay nada como la primera vez, esta o estas tuvieron lo suyo, pero nada como aquel frío día de Diciembre.

20140913_120503

Coincidencias, muchas, otra vez en Jersey, y ahora no lo había planeado con taaaaaanta antelación como en el primer viaje

20140921_114826

20140921_115800

20140921_115850

Hay toda una reputación de conductores agresivos, y sí, en especial los taxistas, pero en serio, los animales más grandes del mundo detrás del volante son lo que pululan en Monterrey, siento que ellos me entrenaron muy bien, lo de aquí fue nada comparado con las princesas de San Pedro, los fantoches de Monterrey y los desquiciados de San Nicolás (Te amo Monterrey).

Y sí, obras, congestionamientos, etc, pan comido comparado con un viernes de lluvia, quincena y puente en el DF, la ciudad más lenta del mundo.
20140921_120000
20140921_120212
20140921_120259
20140921_120849

Me gustaría decirles que tuve un Déjà vu al estar por estas calles, pero la verdad la explicación es mucho más mundana y sencilla, tantas películas y series de TV que tienen lugar aquí, como Friends, que se encargo de crearnos una falsa expectativa de cuan factible era buscarse la vida por aquí, y es mentira, estas rentas de locura, Manhattan es para los que pueden, no para los que están averiguándolo.

20140921_121445
20140921_16404020140921_16372820140921_16445820140921_16470120140921_16575620140921_165434

Anuncios

Algunas fotillos del reciente paso por Monterrey.

Image Hosted by ImageShack.us











Gracias Doña L. porque ahora no salgo con cámara a ningún sitio.

De vuelta a la ciudad de México

Pues ya estoy en el Estado de México, con todo y que Mexicana hizo lo posible para que no ocurriera de este modo, el vuelo 90 de Monterrey a la ciudad de México que se suponía iba a partir a las 10:25 de la mañana no lo hizo, estamos abordando el transporte desde la posición remota a las 13:40 y no les quiero decir que nuestro equipaje tardo otro rato en llegar a la banda número 6.

Pero bueno, esa es una molestia que no es nueva y afortunadamente yo no tenía vuelos en conexión porque muchos de los otros pasajeros estuvieron a punto de perder el control cuando estábamos sentados en el avión lejos de la terminal # 1 y la hora de sus vuelos se aproximaba.

Como viajero semi-frecuente, no es la primera vez que paso uno de esos momentos molesto, de hecho como pueden ver en la entrada anterior me he unido a Dopplr que es una social network para viajeros frecuentes y de momento mi único fellow traveller es el señor Enrique Dans que ya sabe donde va a estar en Enero (¿y como no unirse si en el login tiene esta imagen tan maja de una sala de espera?)

Aspectos laborales a un lado, este viaje a Monterrey fue bueno, si no me hubiera dado un calambre en la mañana hasta diría que muy bueno.

El día Lunes y hasta la mañana del martes tenía pensado regresar la próxima semana, cosa que ya no ocurrirá y por ello no lleve mi cámara, pero también me quede con las ganas de pasar al Parque fundidora a alguno de los eventos del Forum pero no pude. Evanescence estuvo en la Arena Monterrey el día 7 y tampoco los vi, pero no se puede conocer esta ciudad en unos cuantos minutos, ayer hasta use el Metrorrey (una estación, pero lo use) para ir a la Macroplaza y ver a Doña L. (aca su relato) que es la autora de uno de mis banners.

Me la pase muy bien, además de que vagamos por el Café infinito que es un lugar aca dos tres pretencioso, muy de mi estilo (no le hagan caso a la descripción en la liga) está muy bien ahí en el Barrio Antiguo y n´ombre, que magníficos ejemplares se dejaron ver por ahí, si las regias si tienen lo suyo …y bien.

Después fuimos por a comer pizza y luego a vagar por la Macroplaza, hay fotos ( luego se las muestro) Doña L. es super buena onda y la conversación fluyo fácil y fue muy amena , lo malo es que ya se estaba haciendo tarde y pues hubo que terminar como a las 23:00 y con eso de que llego tarde…..no se crea.

Y pues hoy que ya venía de regreso el vuelo se retraso, si me entere de que en México estaban detenidos los aterrizajes, pero 3 horas fue demasiado.

Ya saben que yo muy rara vez aparezco en las fotos de este blog, pero aquí les pongo un par.
Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

No es tan bello

Hoy fue uno de esos días en que solo visite parajes muy feos, de hecho hubiera querido tener una buena camara de bolsillo para mostrarles a lo que me refiero como pueden ser sitios donde están moliendo piedra que con lo nublado que estaba hoy el día aquí en Monterrey se ven como escenarios de película y si “retocamos” el cielo se podrían ver como otrocuerpo celeste a medio explorar, además de la burocracia y que siempre están en juntas o en emergencias.

Pero eso también tien su lado positivo, todas las cosas diferentes que he visto en el último año me han ayudado a tener una comprensión más completa de como funciona la industría en México y un poco en otras latitudes y a saber que nuestra dependencia tecnologica está tan arraigada que no es trabajo de un sexenio o de unas cuantas administraciones, necesitamos jovenes que quieran ser científicos o ingenieros y que puedan vivir de ello, mientras el ingeniero sea al que más moños le ponen para entrar en una empresa y al que más explotan másy más jovenes van a preferir poner su “negocio de viudas” y dejar de trabajar para una empresa

Recordando Japón

La lentitud de mi conexión y la critica tan dura no me han permitido poner todas las fotos de mis viajes a Japón, hoy tengo ganas de contarles en general como ha sido mi experiencia.

Hace ya casi un año que fui la primera vez, nunca en mi vida me imagine por esas tierras, durante mi adolescencia alguien me había dicho que “¿Por qué no estudias japonés?” y como yo era un poco poser me negué a la posibilidad porque no quería verme como la gran mayoría de los estudiantes de japonés, como un otaku venido a menos por la pobreza de opciones en cuanto al manga y el anime que llegan a nuestras tierras y el aspecto de Otaku, no quería ser tan “Clavado” y por esa razón tan tonta no estudié la lengua del archipiélago, una razón igual de tonta que la que me estuvo deteniendo para estudiar francés tantos años. Pero basta de lamentaciones, cuando entré a laborar a la empresa para la que presto mis servicios me dieron a entender que para que uno fuera a Japón debería tener al menos dos años trabajando en ella, así que con el viaje relámpago a Brasil me sentía más que “servido”, así que un buen día de Octubre que me dijeron que iba a ira un curso (no era yo la primera opción y no me lo dijeron con mucho gusto) en Noviembre si que me sorprendí y no terminaba de creerlo, además de que obviamente mi reacción fue sobria (y bien falsa, yo tenía ganas de gritar de la emoción) y fue un simple “OK” y seguí con mi trabajo como si me hubieran dicho que acaban de matar un mosquito en la recepción.

Ese fue un mes que ocurrió a una gran velocidad yo seguía con mis vistas y de hecho justo antes de irme estaba en Tijuana (como ocurrió en mis dos viajes) y me regresé solo a empacar y estaba un poco molesto como si el viaje a Japón fuera una molestia o un estorbo, pero esos arranques de niño tonto terminaron muy pronto porque solo eran quejitas tontas por los cambios de horario continuos, el vuelo fue eterno de ida (como siempre ocurre), pero yo estaba fascinado con el avión de JAL, tiene videojuegos y películas y eso que yo iba en la clase turista, no quiero imaginar como viajan los que van en el segundo piso, yo había estado leyendo sobre las recomendaciones al viajar a Japón y entre ellas estaba la de adquirir el Japan Rail Pass que antes de otra cosa déjenme decirles que si se los recomiendo, pero la compañera del trabajo con la que fui descarto la idea y por eso no lo adquirí, las razones luego las comento.

Al llegar a Narita, guau, uno de los aeropuertos más caros y modernos del mundo que tras de si también tuvo una historia de quejas y manifestaciones, pero a diferencia del gobierno blandengue de Fox, allá si se realizo, Narita no está en Tokio precisamente y la mejor manera de trasladarse a la ciudad es mediante el Narita Express o que alguien vaya por ti.

El día que llegué ya era sábado por la noche (el curso iniciaba el Lunes) y yo tenía en la mente ver la estatua de un perro que esta en Shibuya, ese día dormimos en Tokio en un hotel que vendía tarjetas de prepago para los canales porno y que tenía habitaciones muy muy pequeñas, salí y tuve mi primer contacto con mis amadas combinis, en este caso una de la cadena Newdays en la que confirme la enorme afición de los nipones por el cigarro y no recuerdo que comi, pero nada muy agresivo con mi estomago, regrese a mi pequeña cama y debo decir que dormí bien, al día siguiente al despertar estaba escuchando el podcast de PCgamer sobre el lanzamiento de la PS3 en Estados Unidos, así que probablemente mis vecinos de cuarto pudieron haber pensado que era yo un Americajin y ese día nos dirigimos a la prefectura de Gunma y la Ciudad de Maebashi que es donde tuvo lugar la primera mitad del curso, ese día conocí el Gunma Flower Park y un parque temático llamado Kronenberg y constante cuanto Brasileños están viendo en Japón pues había folletos en Portugués , creo que los peruanos son menos porque no había muchas cosas en Español (pero las hay) y llegamos a nuestro hotel, en Japón con todo y los avances en mucho hoteles todavía usan llaves, pero llaves, nada de tarjetas, no usan una llave física con un llavero enorme que sirve para colocarla junto a la puerta con una doble función, que sea el interruptor para el sistema de ahorro de energía y que no se pierda, siempre hay que dejarla en la recepción y pedirla al regresar, ese día me di cuenta de que o empezaba a comer con los palillos y a dejar de hacerle el feo a las cosas o me la iba a pasar comiendo en el combini, pero ese día comí carne como buen occidental.

Regresé a mi hotel y al día siguiente probé el desayuno continental, bastante familiar, huevos, jugo y piña, pero jamás he probado una piña tan buena como esa, era mi pequeño placer matutino, conocí a los otros asistentes del curso, un estadounidense, un francés, un alemán y nosotros dos, el mexicano y la mitad mexicana mitad japonesa.

Ese día también me di cuenta de que los japoneses que no han salido del país no hablan inglés pero ni por su vida, como todas las palabras las “japonizan” cuando no hay equivalente en japonés (y a veces aunque si lo haya) están acostumbrados a pronunciar las palabras extranjeras a su modo, así que ellos estaban hablando un japonés muy peculiar Katakanizado que en los primeros instantes es como una lengua totalmente distinta, eso hizo bastante difícil el curso, solo los japoneses que han salido de las islas hablaban o más bien pronunciaban bien el inglés, estoy seguro que hay muchos japoneses que son fluentes en inglés, leen y escriben a la perfección, pero a la hora de pronunciarlos…..¡dios! , a la hora de la comida llegaba otro problema, no conocía ningún platillo, no se me antojaban y no sabía comer con palillos, afortunadamente teníamos siempre tres opciones y casi todos los días había spaghetti que es uno de mis platillos favoritos y que con el tenedor se como comerlo con maestría, pero eso era una solución al mediodía en la noche había que batallar de nuevo con los palillos o ir al combini, esa primera semana los combine lo mejor que pude, y fue que conocí el Ramen, que te sirven en un plato en el que fácil cabría mi cabeza y tuve que comer a la usanza tradicional y he de decirles que me encantó, ya solo iba al combini por dulces (que los dulces son muy buenos y los panes también, eso si hay dulces que no he probado…ni probare porque se ven muy exoticos) y por bebidas, que déjenme contarles que el mercado japonés de softdrinks nunca está en reposo y tiene una oferta gigantesca, debo confesarme amante del Calpis y de sus jugos tan concentrados. El viernes regresamos a Tokio a decepcionarnos con el hotel que nos asignaron, más que nada porque por error nos habíamos metido a la parte buena y las recepcionistas bien lindas nos devolvieron a nuestra realidad, fue aquí que me comence a sentir empatía por todos estos japoneses que no son del todo felices en esta carrera por producir y tener dinero que es la vida en las grandes ciudades, de hecho ese día fui a la Torre de Tokio y pude contemplar lo enorme que es esa ciudad (la más grande del mundo nada más) y en la tarde terminé por Tokio Disney con un frío endemoniado, en la mañana habíamos pasado por el tradicional Asakuza donde aproveché para comprarle algo a mi madre y en la torre de Tokio algo a mi hermana.

Las dos son visitas obligadas si tienes tiempo e Tokio, pero en Tokio hay tanto que hacer que se vuelve angustiante el elegir lo que hay que hacer.

El domingo fuimos a Fuji San, pero no pudimos subir porque hacia tanto frío que el camino estaba cerrado, entonces nos fuimos a las cascadas de Shiraito (de hecho esa es la foto en el perfil) que vaya que si es un lugar muy bello. El Lunes nos toco visitar las oficinas de la empresa, además que en la semana anterior habíamos ido a Saitama, “participamos” en la Semicon Japan 2006 donde entre otras cosas queda constancia de que en Japón para cualquier Tradeshow hay más edecanes (superdelgadas) que productos en exhibición, eso fue el miércoles, el jueves teníamos que regresar a México pero yo aún tenía que ir a Shibuya y me habían metido la curiosidad de conocer Akihabara, así que el día antes de partir fuimos muy temprano, mala idea porque muchas tiendas están cerradas y debo decirles que la oferta no es la que uno podría llegar a esperar, muy triste terminé comprando un producto de la manzanita, a tantos kilómetros y tuve que cerciorarme que los de quinta generación se habían convertido en los mejores del mercado (por fin).

En esos viajes a Saitama fue que conocí el Shinkansen (tren bala) y por dentro no se siente la velocidad a la que viaja uno.

Regrese a México feliz porque me había sentido algo incomodo en Japón, agradecido por la oportunidad pero incomodo, aunque con el paso de los días me fui dando cuenta de todo lo que había vivido y hasta (cosa rara en mi) me sentí feliz por algunos instantes, el regresar al trajin y el vuelo que tuve que hacer enseguida a Tijuana si me hicieron dejar de pisar el Aeropuerto por lo menos un mes pues la espalda resiente esas travesías.

Para el segundo viaje mi sorpresa fue aun mayor pues ya no lo esperaba, con menos de seis meses ya había ido a las oficinas de la empresa y en Febrero mientras me reunía con Prismático me dieron de nueva cuenta la buena nueva, ahora si la espera se me hizo eterna pues me avisaron con más de tres meses de antelación y aún así para cuando regresara del viaje aún no iba a tener un año con la firma, creo que después de todo si tengo algo de suerte, en Abril había comenzado a estudiar japonés pero solo tuve unas tres horas y vamonos a Tijuana y luego a Japón, así que lo único que aprendí fue Kana, hiragana y un poquitin de katakana, pero ahora podía por lo menos leer todas estas palabras que aunque están en inglés se escriben en japonés, en mi curso me encontré con muchos chinos que hablan japonés, entre ellos la adorable Amanda y hasta un francés que también estaba haciendo sus pininos en dicha lengua, así que por lo menos andar en la calle constituía una especie de sesión de estudio, mi segundo viaje a Japón fue más largo pero se me hizo todavía más corto, la comida me encanta, las colegialas también aunque me inspiraban pensamientos bastante pecaminosos, y toda esta gente que en mayor o menor medida me explicaba un poco de japonés me lo hizo muy bueno, además en esta ocasión si contaba con el JAPAN RAIL PASS y pude visitar Akihabara en la noche y a mi paso, además de darme una escapada yo solo a Nagano ya al castillo de Matsumoto o a los jardines del emperador , además de que se “me hizo” conocer la antigua capital Kyoto, debo recordar que esto no es un viaje de placer, pero todo lo que pudiera extraerle era un plus, lo que no me permitió seguir vagando fue la perdida de mi Japan Rail Pass, si hasta este momento no me han oído quejarme de lo caro que esta todo en Japón es porque todos mis hoteles, transportes y alimentos los paga la empresa, pero para eso me habían dado mi Japan Rail Pass y se me acabaron los paseos, me quede sin visitar por segunda vez Yokohama. Pues la vez anterior solo llegué unos minutos y no pude ver mucho y ni porque estaba muy cerca conocí Kamakura o el monte Takao o o o ….

Japón no se va amover, siempre habrá oportunidad de visitarlo otra vez, en esta ocasión me dolió todavía más lo breve del recorrido, pero ya estaba listo para volver a México.

Hoy en día ya no estudio japonés, porque mi grupo estaba formado por curiosos que a las primeras de cambio desertaron y al final del curso pasado éramos solo dos los que quedábamos.

Gracias, eh

Estudiar japonés es solo un capricho que tengo, pero no me gusta dejar las cosas inconclusas, así que más adelante tendré que ver como hacerle. Quiero volver a Japón cuando tenga 30, de momento a donde quiero ir es a China (y lo más pronto posible, así que a ahorrar)

Hay mucho más que decir, pero los recuerdos se me arremolinan.

Si has leído todo, todo este post kilométrico, gracias.

Voy a quitar la galería de flickr de la barra lateral, ya es hora, lleva casi 10 meses ahí

I want to go far from here

A constant situation whenever a relationship of any kind goes sour is that your can feel and pretend you are doing much better when the other part is not in sight, it always happens when you brake with your significant other and decide to give them the silent treatment and not see each other anymore that when someone unaware (or even aware of it) of the situation ask you about that certain human being or when you lay eyes on them after a while you realize you are not doing any better and that you only got that sensation because you kept your mind in other places.

Well, in my case I didn’t split with my significant other but my relationship with a really cherished female friend ended abruptly and she didn’t even told me the reason. The problem is we work in the same company and it gets really awkward at lunch time because we used to be together all time and now we don’t talk to each other or even look at each other which really infuriates me because I’m not good at hiding emotions.

Luckily for me I’ll be traveling twice this month and in conjunction with our long weekends I hope this feeling will go away.

That is one of the reasons for which I have been so dramatic lately and that is why I’ve been so needy with my friends in the last few days.

But I can’t let this bring me down, I know I was a good friend, I always thought that I was a better friend for her that she was a friend for me. Now “What’s next?”

Life goes on and like one of my good ex-coworkers of Conamat likes to say:

Not having me is bad, but to have had me and then lost me…auch!

If everything goes as planned I’ll be in office this week (this glorious short week) and then I’ll return by November 12. And then the following week I’ll be in Baja California (again) and I’ll be there for thanksgiving so I might buy something nice for moi.

Feeling better every day 😦

JIFF @ La Paz B.C.S.

¿Cómo estuvo mi viaje a La Paz?

Bueno, la señorita Famosa me había dado algunos tips, como el “Sal si puedes” y otras cuestiones y también que si de ser posible visitará LA Isla mi viaje fue tremendamente breve, sólo llegue y a dejar algunas cosas al hotel, la renta del coche y corre a oficinas y a otros sitios.

Alrededor de las 6:30 p.m. que para mi ya eran las 19:30h por la diferencia de horarios fuimos a un restaurante teóricamente Uruguayo y de ahí al hotel, yo tenía algo de sueño por lo poco y lo mal que dormí después del “recital” del Miércoles y quería dormir un poco antes de ver a mi cuate Arturo que vive justamente en La Paz, pero en la TV había una película muy mala, poco creíble y de pena ajena, pero tenía algunos diálogos en japonés y me quede viéndola un rato, hasta que llegó el clímax en que de plano me quede dormido, cuando desperté (como 10 minutos después) ya era hora, en mi primer lugar fuimos (siguiendo recomendaciones de la señorita Famosa) a La Fuente que está muy cerca del Hotel La Perla que es en el que me quede, no me puedo quejar por la ubicación, justo enfrente del mar y si yo fuera más de antro todo hubiera estado perfecto porque al igual que en Ensenada está a “tiro de piedra” de los antros, eso si, se nota que el lugar es viejo, muy viejo, pero regresando al asunto, estuvimos buscando un café que nunca encontramos, pero vi el llamado Café Exquisito (del que también hay sucursales en el aeropuerto) y terminamos después de algunas vueltas en el Capri que estaba lleno hasta el tope y después de esperar mesa y de que en una muy mexicana actitud una parejilla llegara y “brincara” a los que esperábamos lugar, estuvimos platicando del entorno de La Paz ,de un relajo con una mina y su aseguradora, de algunas situaciones típicas de La Paz, de otras típicas de los mexicanos y de las que son comunes a todos los latinoamericanos y que le heredamos a los españoles (que viene muy a cuenta hoy que hay quienes celebran el día de la hispanidad) , de cómo también estamos inmersos en esa ironía, Japón y sus innovaciones y su característica como grandes exponentes de la “ingeniería inversa” también apareció en la conversación, además de algunos aspectos personales, regrese al hotel e intente dormir. Regresé al hotel e intente dormir, tenía mucho sueño pero como siempre conciliar el sueño me resultó muy difícil, hoy por la mañana si que estuve cansado y estuvimos haciendo unas visitas, Guanajuato sigue siendo la entidad donde más he conducido un automóvil, pero B.C.S. ya también entró a ese selecto club, aquí tienen unas señalizaciones extrañas llamadas “4 Altos” en lugar de semáforos, hay semáforos en algunas vialidades de mayor importancia, pero en otros sitios no, así que al llegar a un crucero hay que hacer una pausa, lo peor no es eso, hay otras vialidades que son de doble sentido, pero después de llegar a un cruce con una calle perpendicular ya no, ahora es doble carril y tú estás en sentido contrario, afortunadamente no hay un tránsito tan endemoniado como el de nuestra amada/odiada Chilangolandia, porque esto sería una fábrica de tragedias. Todas las ciudades en que he transitado tienen sus peculiaridades, en León eran los cambios de sentido, regrese al aeropuerto y espere que saliera el vuelo, de La Paz al igual que de Ensenada puedo decir que lo poco que he visto me ha gustado mucho y que espero tener oportunidad de regresar y quedarme unos días en plan no laboral.

Un asunto de dar pena es la campaña de “Yo quiero con Kikey“de un partido que según es de izquierda, pero ya no es más que un cumulo de oportunistas y advenedizos, lo malo es que no la única candidata que aparece mostrando su talento en los carteles para la próxima elección. ¿Hasta cuando vamos a tener una fecha única nacional para elecciones?

Ya casi termina el año y con ello mis visitas a diferentes ciudades de México, una pena que ahora no tenga una cámara de bolsillo porque habría obtenido material para mostrarles, y vaya que los últimos 20 días han estado muy movidos.

Y si Ardilla, si estoy de payaso con que

O sea, no he estado en la ciudad”.

Tengo que llegar a más lecciones de manejo en fecha próxima porque no siempre voy a tener un vehículo automático disponible.