Ya no más viajes

Hay días en que uno no tiene el menor animo de estar en la oficina, aún si es el primer día de regreso de un viaje o en todo el mes no sumen 10 los días en que ha estado en su lugar, regresar de otro estado donde el ritmo de vida, el acento, la comida, el nivel de precios y otras cosas son diferentes a encerrarte en la rutina repetitiva sedentaria que hace que después de comer estés batallando con el sueño no es la cara ambición de alguna persona.

El fin de semana que ocurrió entre las paredes de mi casa con la salvedad del viaje a Zacatenco que les conté a través de twitter no fue muy productivo, de repente me han entrado muchas ganas de contactar a Mayra y mi única vía es a través de un personaje que no responde y me hace sospechar de una figura paterna celosa, posesiva y dominante, pero tal vez sea para bien.

Me he estado distrayendo un poco después de días de continua tensión, pero a lo mejor ya abuse y debería retomar la muy lenta progresión de mi tesis, pero hay tantas otras cosas que quiero hacer, que mi muy complejo sistema para establecer prioridades no me apoya.

El último post cuando lo mande en formato de correo recibió respuestas muy negativas, hubo incluso quienes lo tomaron como una ofensa, casi casi personal, a eso es a lo que me refería con que no se puede dialogar con gente que tiene valores y creencias absolutos aunque no les respete en su totalidad.

about Love

Love that remains longest in your heart is the one that is not returned.

Terminó un mes que no ha sido tan bueno.

Se acabó Octubre, que fue un mes terrible, tuvo algunos momentos buenos, pero el saldo no ha sido de lo mejor, a pesar de que como yo nací en Octubre me aferro a decir que solo pasan cosas geniales y buenas en Octubre, digamos que yo a octubre lo puedo dividir en los primeros 10 días que fueron bastantes buenos y en el resto que no lo fue tanto.

A finales de Septiembre y principios de Octubre se me fue una enorme oportunidad aquí en la empresa y eso como sea no ha contribuido mucho a mi armonía, después el asunto del que tanto he hablado a últimas fechas y que aún me tiene bastante enojado, decepcionado y no lo niego bastante triste.

Uno de los highlights del mes fue el concierto de Lacrimosa, ya tenía tres años de no verlos y aunque Anne no canta ni por su vida fue un gran show, también se me hizo conocer La Paz Baja california Sur, muy por encimita, pero ya he ido y vi a mi cuate Francisco A. que es mi amistad más “antigua”, ya casi 20 años, fue regresando de ese viaje que las cosas ya no marcharon, ya no pude seguir en el japonés por “falta de Quorum” y comenzaron las payasadas por no saber decir que si y tampoco saber decir que no.

En fin, que el mes que entra voy a estar fuera mucho tiempo.

¿Tú le creiste a Roberto?

Pero en serio que que vergüenza, ¿Qué le pasaba por la cabeza a Madrazo?, Entre él y Fox estas últimas semanas han seguido hundiendo la imagen de México.

Y Madrazo ha terminado de arrastrar la imagen de su partido por los suelos( y eso que tampoco era una super’imagen).

Pero en serio ¿a quién quiso engañar? ¿Qué pasa por su mente después de los sucesos del año pasado?

Una hora menos de su mejor tiempo, esto va a dar para muchos chistes sobre la politica mexicana y sus mañas, recuerdo que me dio mucha pena cuando una señora de Nicaragua que me encontré en Narita me dijo que se había encontrado a un Mexicano en Tibet y que hasta allá llegaban nuestras tranzas, ¿es eso lo que queremos que el exterior piense de nuestra nación?

Madrazo es una persona como cualquier otra y ciertamente no representa a ningún mexicano, pero ¿Nadie hace caso de aquello de “En el exterior todos somos embajadores de nuestro país“?
Que pena.
Daba pena cuando lo veíamos entrar en actitud victoriosa, pero cuando leemos que “tomo un atajo” ya no sabemos si reir o llorar

Esimio en casa

Ya regresé.
Caray, el Hotel “la Posada” en San Luís Potosí ahora si me quedo muy mal, el internet esta muy, muy mal, hace casi un año era posible navegar de manera inalámbrica sin muchos problemas, claro que la velocidad no era nada para escribir a casa, pero era continuo, ahora no es posible, también se debe al freak que va a bajar con ARES todo el tiempo, pero muy, MUY, mal, por ello no pude visitar sus blogs ni actualizar los mios. Aunque después de todo la Posada es un hotel de tres estrellas y no me quejo mucho de ello.

El miércoles me “cayeron” en la movida desde Michigan, la arpía que llamaremos Stefani Felutcher que estaba muy envanecida con su bloqueo de youtube, que se podía brincar muy facil.

Si en tu escuela o lugar de trabajo han bloqueado youtube , probablemente es por una buena razon, pero ustedes saben que cualquier prohibición instiga a buscarle alternativas, y diganme a mi que soy bastante necio/obsecado y me encantan esos retos.

La solución ni siquiera la encontré yo, cuando Google localizo youtube a varios idiomas que la ufana señorita Fletcher no habla ni por error le tiraron su bloqueo.

La semana entrante a Ciudad Juárez y después a lo mejor a Monterrey.

OCZ Technology Group Releases the World’s First Production 1800MHz DDR3 Solution

Mi PC no tiene ni ocho meses y no le he sacado nada de provecho en un principio por no tener GPU, que afortunadamente ya es un asunto resuelto, pero con eso de que no siempre estoy por aca y hay tantos pendientes que nunca le saco jugo.
Mientras que por un lado las GPUs ya estan usando GDDR4, para las “compues” ya esta disponible la DDR3, yo que aún no asimilo bien todas las diferencias con la DDR (1) y ya es la época en que todo se empieza a mover, en serio que eso de esperarse para adquirir un ordenador jamás reditua, porque a la semana ya salio algo mejor y encima más barato.

Aquí podemos ver la más reciente memoria de OCZ que es segun sus palabras lo más rápido del mercado, la primera DDR3 de 1800 Mhz

“OCZ is excited to release the world’s first 1800MHz DDR3 solution, which offers
consumers not only the fastest production specification, but has additional
headroom for enthusiasts to go on and break records,” commented Dr. Michael
Schuette, VP of Technology Development at OCZ Technology. “Following on the
heels of the 1600MHz release of OCZ DDR3 comes the 1800MHz DDR3 series with a
peak bandwidth of 14400MB per second and latencies comparable to the fastest
offerings of DDR or DDR2. No other architecture can offer the same balance of
bandwidth and latencies, and no other architecture has annihilated all existing
high scores within a mere few weeks after its introduction and the OCZ3P18001G
series plays an integral part in this triumphant achievement.” OCZ Platinum
DDR3-1800 modules will be available in single 1024MB (1GB) modules and 2x1GB
dual channel kits. OCZ’s ongoing collaboration with the leading platform
providers ensures optimal performance and compatibility on all the next
generation computing platforms that will be introduced later this year.

Yesto es todos los días

No hay luz en mi casa, no se me ocurrió darle alcohol a los de CFE, ¿Qué será lo que tienen los electricistas que no funcionan si no hay bebidas de por medio? Ahora por segundo día consecutivo no tenemos Internet en el trabajo, primero están las restricciones a ciertos dominios desde Michigan, luego el pésimo Internet que tenemos en México, en serio es increíble que no haya un upload medianamente moderno en Telmex y ni que decirles de esta sinergia que debían tener los de Telmex con los de AT&T, ya se imaginaran lo eficientes que fueron que hoy otra vez estamos sin Acceder a la red, el drama viene que nuestras aplicaciones no están alojadas aquí en México (medio estúpido, pero así se ha manejado y ya sabemos que a los japoneses el cambio no se les da) y por la huevonada de unos canijos sindicalizados estamos teniendo que ofrecer disculpas.

Hay países más poblados, donde el clima es tan cambiante y diverso como aquí, pero el suministro energético solo se interrumpe en casos de grandes tragedias, no con una lluviecita agravada por un montón de gente estúpida que tira basura en la calle y ni que decir de nuestro estancamiento compartido/emulado/copiado al de los Estados Unidos en cuanto a las velocidades de Internet (y de cualquier modo el promedio de ellos es muy superior al de México) provocado por compañias voraces que se adueñaron del sector, tanta fibra óptica que hay por ahí y todavía hay negocio para que alguien se conecte a Internet con tarjetas de minutos ¡Por favor!

En fin, ya fue mucho ranT para el día de hoy.


A ver cuando puedo postear esto con esa falta de energía eléctrica internet

Que poca de Luz y fuerza del centro

Ayer iba saliendo de mis clases de japonés (con la ninha que me esta atarantando, por cierto) y vi que un transformador estaba “tronando” un transformador (ustedes saben, ese zumbido ominoso), esto fue alrededor de las 8 P.M. (es la primera vez que la clase termina tan tarde, será que nos tocaron muchas interrupciones y los temas no se vieron en su totalidad) y me toco ver a muchos jóvenes que salían de su casa linterna en mano a buscar donde ver el partido de la copa América y pensé en lo terrible que sería si lo quisiera ver, me hubiera organizado con los cuates y de repente por la lluvia ya no pudiera, me sorprendió (no mucho) ver que los puestos callejeros que están “colgados” de la luz seguían como si nada mientras que en plaza Lindavista muchos negocios estaban cerrando (también eso es inaudito, ¿cómo es posible que no cuenten con planta?) .

Me encaminé a mi casa y me tarde un muy buen tiempo, al llegar a mis rumbos me di cuenta que también había llovido de manera copiosa y para no variar se había interrumpido el suministro de energía eléctrica y ya tenía un buen tiempo porque había ya camionetas de los inútiles de Luz y Fuerza del Centro que estaban en la comodidad de los vehiculas sin hacer maniobra alguna, pero en la total CONCHA, y la energía no se había restablecido hasta esta mañana que salí de mi domicilio, ayer en la noche me enfrentaba a la posibilidad de dormirme temprano, ya que no me gusta hacer (casi) nada a la luz de las velas, soy un poco paranoico con los productos de la combustión, pero afortunadamente la Laptop de mi madre estaba disponible y con un par de audífonos de diadema pude ver Eternal Sunshine of a Spotless Mind que adquirí ya hace cerca de un mes y no había tenido oportunidad de ver, después de ello no tuve más opción que dormir porque ustedes saben, las baterías no son eternas y la energía eléctrica nunca fue reestablecida.

Otro día hablamos de la cinta, este post ya se hizo muy largo (o se va a hacer) porque aquí les va el poema completo de donde sale el título de esta cinta que en México fue rebautizada como “resplandor de una mente sin recuerdos”.

Eloisa to Abelard

In these deep solitudes and awful cells,

Where heav’nly-pensive contemplation dwells,

And ever-musing melancholy reigns;

What means this tumult in a vestal’s veins?

Why rove my thoughts beyond this last retreat?

Why feels my heart its long-forgotten heat?

Yet, yet I love! — From Abelard it came,

And Eloisa yet must kiss the name.

Dear fatal name! rest ever unreveal’d,

Nor pass these lips in holy silence seal’d.

Hide it, my heart, within that close disguise,

Where mix’d with God’s, his lov’d idea lies:

O write it not, my hand — the name appears

Already written — wash it out, my tears!

In vain lost Eloisa weeps and prays,

Her heart still dictates, and her hand obeys.

Relentless walls! whose darksome round contains

Repentant sighs, and voluntary pains:

Ye rugged rocks! which holy knees have worn;

Ye grots and caverns shagg’d with horrid thorn!

Shrines! where their vigils pale-ey’d virgins keep,

And pitying saints, whose statues learn to weep!

Though cold like you, unmov’d, and silent grown,

I have not yet forgot myself to stone.

All is not Heav’n’s while Abelard has part,

Still rebel nature holds out half my heart;

Nor pray’rs nor fasts its stubborn pulse restrain,

Nor tears, for ages, taught to flow in vain.

Soon as thy letters trembling I unclose,

That well-known name awakens all my woes.

Oh name for ever sad! for ever dear!

Still breath’d in sighs, still usher’d with a tear.

I tremble too, where’er my own I find,

Some dire misfortune follows close behind.

Line after line my gushing eyes o’erflow,

Led through a sad variety of woe:

Now warm in love, now with’ring in thy bloom,

Lost in a convent’s solitary gloom!

There stern religion quench’d th’ unwilling flame,

There died the best of passions, love and fame.

Yet write, oh write me all, that I may join

Griefs to thy griefs, and echo sighs to thine.

Nor foes nor fortune take this pow’r away;

And is my Abelard less kind than they?

Tears still are mine, and those I need not spare,

Love but demands what else were shed in pray’r;

No happier task these faded eyes pursue;

To read and weep is all they now can do.

Then share thy pain, allow that sad relief;

Ah, more than share it! give me all thy grief.

Heav’n first taught letters for some wretch’s aid,

Some banish’d lover, or some captive maid;

They live, they speak, they breathe what love inspires,

Warm from the soul, and faithful to its fires,

The virgin’s wish without her fears impart,

Excuse the blush, and pour out all the heart,

Speed the soft intercourse from soul to soul,

And waft a sigh from Indus to the Pole.

Thou know’st how guiltless first I met thy flame,

When Love approach’d me under Friendship’s name;

My fancy form’d thee of angelic kind,

Some emanation of th’ all-beauteous Mind.

Those smiling eyes, attemp’ring ev’ry day,

Shone sweetly lambent with celestial day.

Guiltless I gaz’d; heav’n listen’d while you sung;

And truths divine came mended from that tongue.

From lips like those what precept fail’d to move?

Too soon they taught me ‘twas no sin to love.

Back through the paths of pleasing sense I ran,

Nor wish’d an Angel whom I lov’d a Man.

Dim and remote the joys of saints I see;

Nor envy them, that heav’n I lose for thee.

How oft, when press’d to marriage, have I said,

Curse on all laws but those which love has made!

Love, free as air, at sight of human ties,

Spreads his light wings, and in a moment flies,

Let wealth, let honour, wait the wedded dame,

August her deed, and sacred be her fame;

Before true passion all those views remove,

Fame, wealth, and honour! what are you to Love?

The jealous God, when we profane his fires,

Those restless passions in revenge inspires;

And bids them make mistaken mortals groan,

Who seek in love for aught but love alone.

Should at my feet the world’s great master fall,

Himself, his throne, his world, I’d scorn ‘em all:

Not Caesar’s empress would I deign to prove;

No, make me mistress to the man I love;

If there be yet another name more free,

More fond than mistress, make me that to thee!

Oh happy state! when souls each other draw,

When love is liberty, and nature, law:

All then is full, possessing, and possess’d,

No craving void left aching in the breast:

Ev’n thought meets thought, ere from the lips it part,

And each warm wish springs mutual from the heart.

This sure is bliss (if bliss on earth there be)

And once the lot of Abelard and me.

Alas, how chang’d! what sudden horrors rise!

A naked lover bound and bleeding lies!

Where, where was Eloise? her voice, her hand,

Her poniard, had oppos’d the dire command.

Barbarian, stay! that bloody stroke restrain;

The crime was common, common be the pain.

I can no more; by shame, by rage suppress’d,

Let tears, and burning blushes speak the rest.

Canst thou forget that sad, that solemn day,

When victims at yon altar’s foot we lay?

Canst thou forget what tears that moment fell,

When, warm in youth, I bade the world farewell?

As with cold lips I kiss’d the sacred veil,

The shrines all trembl’d, and the lamps grew pale:

Heav’n scarce believ’d the conquest it survey’d,

And saints with wonder heard the vows I made.

Yet then, to those dread altars as I drew,

Not on the Cross my eyes were fix’d, but you:

Not grace, or zeal, love only was my call,

And if I lose thy love, I lose my all.

Come! with thy looks, thy words, relieve my woe;

Those still at least are left thee to bestow.

Still on that breast enamour’d let me lie,

Still drink delicious poison from thy eye,

Pant on thy lip, and to thy heart be press’d;

Give all thou canst — and let me dream the rest.

Ah no! instruct me other joys to prize,

With other beauties charm my partial eyes,

Full in my view set all the bright abode,

And make my soul quit Abelard for God.

Ah, think at least thy flock deserves thy care,

Plants of thy hand, and children of thy pray’r.

From the false world in early youth they fled,

By thee to mountains, wilds, and deserts led.

You rais’d these hallow’d walls; the desert smil’d,

And Paradise was open’d in the wild.

No weeping orphan saw his father’s stores

Our shrines irradiate, or emblaze the floors;

No silver saints, by dying misers giv’n,

Here brib’d the rage of ill-requited heav’n:

But such plain roofs as piety could raise,

And only vocal with the Maker’s praise.

In these lone walls (their days eternal bound)

These moss-grown domes with spiry turrets crown’d,

Where awful arches make a noonday night,

And the dim windows shed a solemn light;

Thy eyes diffus’d a reconciling ray,

And gleams of glory brighten’d all the day.

But now no face divine contentment wears,

‘Tis all blank sadness, or continual tears.

See how the force of others’ pray’rs I try,

(O pious fraud of am’rous charity!)

But why should I on others’ pray’rs depend?

Come thou, my father, brother, husband, friend!

Ah let thy handmaid, sister, daughter move,

And all those tender names in one, thy love!

The darksome pines that o’er yon rocks reclin’d

Wave high, and murmur to the hollow wind,

The wand’ring streams that shine between the hills,

The grots that echo to the tinkling rills,

The dying gales that pant upon the trees,

The lakes that quiver to the curling breeze;

No more these scenes my meditation aid,

Or lull to rest the visionary maid.

But o’er the twilight groves and dusky caves,

Long-sounding aisles, and intermingled graves,

Black Melancholy sits, and round her throws

A death-like silence, and a dread repose:

Her gloomy presence saddens all the scene,

Shades ev’ry flow’r, and darkens ev’ry green,

Deepens the murmur of the falling floods,

And breathes a browner horror on the woods.

Yet here for ever, ever must I stay;

Sad proof how well a lover can obey!

Death, only death, can break the lasting chain;

And here, ev’n then, shall my cold dust remain,

Here all its frailties, all its flames resign,

And wait till ‘tis no sin to mix with thine.

Ah wretch! believ’d the spouse of God in vain,

Confess’d within the slave of love and man.

Assist me, Heav’n! but whence arose that pray’r?

Sprung it from piety, or from despair?

Ev’n here, where frozen chastity retires,

Love finds an altar for forbidden fires.

I ought to grieve, but cannot what I ought;

I mourn the lover, not lament the fault;

I view my crime, but kindle at the view,

Repent old pleasures, and solicit new;

Now turn’d to Heav’n, I weep my past offence,

Now think of thee, and curse my innocence.

Of all affliction taught a lover yet,

‘Tis sure the hardest science to forget!

How shall I lose the sin, yet keep the sense,

And love th’ offender, yet detest th’ offence?

How the dear object from the crime remove,

Or how distinguish penitence from love?

Unequal task! a passion to resign,

For hearts so touch’d, so pierc’d, so lost as mine.

Ere such a soul regains its peaceful state,

How often must it love, how often hate!

How often hope, despair, resent, regret,

Conceal, disdain — do all things but forget.

But let Heav’n seize it, all at once ‘tis fir’d;

Not touch’d, but rapt; not waken’d, but inspir’d!

Oh come! oh teach me nature to subdue,

Renounce my love, my life, myself — and you.

Fill my fond heart with God alone, for he

Alone can rival, can succeed to thee.

How happy is the blameless vestal’s lot!

The world forgetting, by the world forgot.

Eternal sunshine of the spotless mind!

Each pray’r accepted, and each wish resign’d;

Labour and rest, that equal periods keep;

“Obedient slumbers that can wake and weep;”

Desires compos’d, affections ever ev’n,

Tears that delight, and sighs that waft to Heav’n.

Grace shines around her with serenest beams,

And whisp’ring angels prompt her golden dreams.

For her th’ unfading rose of Eden blooms,

And wings of seraphs shed divine perfumes,

For her the Spouse prepares the bridal ring,

For her white virgins hymeneals sing,

To sounds of heav’nly harps she dies away,

And melts in visions of eternal day.

Far other dreams my erring soul employ,

Far other raptures, of unholy joy:

When at the close of each sad, sorrowing day,

Fancy restores what vengeance snatch’d away,

Then conscience sleeps, and leaving nature free,

All my loose soul unbounded springs to thee.

Oh curs’d, dear horrors of all-conscious night!

How glowing guilt exalts the keen delight!

Provoking Daemons all restraint remove,

And stir within me every source of love.

I hear thee, view thee, gaze o’er all thy charms,

And round thy phantom glue my clasping arms.

I wake — no more I hear, no more I view,

The phantom flies me, as unkind as you.

I call aloud; it hears not what I say;

I stretch my empty arms; it glides away.

To dream once more I close my willing eyes;

Ye soft illusions, dear deceits, arise!

Alas, no more — methinks we wand’ring go

Through dreary wastes, and weep each other’s woe,

Where round some mould’ring tower pale ivy creeps,

And low-brow’d rocks hang nodding o’er the deeps.

Sudden you mount, you beckon from the skies;

Clouds interpose, waves roar, and winds arise.

I shriek, start up, the same sad prospect find,

And wake to all the griefs I left behind.

For thee the fates, severely kind, ordain

A cool suspense from pleasure and from pain;

Thy life a long, dead calm of fix’d repose;

No pulse that riots, and no blood that glows.

Still as the sea, ere winds were taught to blow,

Or moving spirit bade the waters flow;

Soft as the slumbers of a saint forgiv’n,

And mild as opening gleams of promis’d heav’n.

Come, Abelard! for what hast thou to dread?

The torch of Venus burns not for the dead.

Nature stands check’d; Religion disapproves;

Ev’n thou art cold — yet Eloisa loves.

Ah hopeless, lasting flames! like those that burn

To light the dead, and warm th’ unfruitful urn.

What scenes appear where’er I turn my view?

The dear ideas, where I fly, pursue,

Rise in the grove, before the altar rise,

Stain all my soul, and wanton in my eyes.

I waste the matin lamp in sighs for thee,

Thy image steals between my God and me,

Thy voice I seem in ev’ry hymn to hear,

With ev’ry bead I drop too soft a tear.

When from the censer clouds of fragrance roll,

And swelling organs lift the rising soul,

One thought of thee puts all the pomp to flight,

Priests, tapers, temples, swim before my sight:

In seas of flame my plunging soul is drown’d,

While altars blaze, and angels tremble round.

While prostrate here in humble grief I lie,

Kind, virtuous drops just gath’ring in my eye,

While praying, trembling, in the dust I roll,

And dawning grace is op’ning on my soul:

Come, if thou dar’st, all charming as thou art!

Oppose thyself to Heav’n; dispute my heart;

Come, with one glance of those deluding eyes

Blot out each bright idea of the skies;

Take back that grace, those sorrows, and those tears;

Take back my fruitless penitence and pray’rs;

Snatch me, just mounting, from the blest abode;

Assist the fiends, and tear me from my God!

No, fly me, fly me, far as pole from pole;

Rise Alps between us! and whole oceans roll!

Ah, come not, write not, think not once of me,

Nor share one pang of all I felt for thee.

Thy oaths I quit, thy memory resign;

Forget, renounce me, hate whate’er was mine.

Fair eyes, and tempting looks (which yet I view!)

Long lov’d, ador’d ideas, all adieu!

Oh Grace serene! oh virtue heav’nly fair!

Divine oblivion of low-thoughted care!

Fresh blooming hope, gay daughter of the sky!

And faith, our early immortality!

Enter, each mild, each amicable guest;

Receive, and wrap me in eternal rest!

See in her cell sad Eloisa spread,

Propp’d on some tomb, a neighbour of the dead.

In each low wind methinks a spirit calls,

And more than echoes talk along the walls.

Here, as I watch’d the dying lamps around,

From yonder shrine I heard a hollow sound.

“Come, sister, come!” (it said, or seem’d to say)

“Thy place is here, sad sister, come away!

Once like thyself, I trembled, wept, and pray’d,

Love’s victim then, though now a sainted maid:

But all is calm in this eternal sleep;

Here grief forgets to groan, and love to weep,

Ev’n superstition loses ev’ry fear:

For God, not man, absolves our frailties here.”

I come, I come! prepare your roseate bow’rs,

Celestial palms, and ever-blooming flow’rs.

Thither, where sinners may have rest, I go,

Where flames refin’d in breasts seraphic glow:

Thou, Abelard! the last sad office pay,

And smooth my passage to the realms of day;

See my lips tremble, and my eye-balls roll,

Suck my last breath, and catch my flying soul!

Ah no — in sacred vestments may’st thou stand,

The hallow’d taper trembling in thy hand,

Present the cross before my lifted eye,

Teach me at once, and learn of me to die.

Ah then, thy once-lov’d Eloisa see!

It will be then no crime to gaze on me.

See from my cheek the transient roses fly!

See the last sparkle languish in my eye!

Till ev’ry motion, pulse, and breath be o’er;

And ev’n my Abelard be lov’d no more.

O Death all-eloquent! you only prove

What dust we dote on, when ‘tis man we love.

Then too, when fate shall thy fair frame destroy,

(That cause of all my guilt, and all my joy)

In trance ecstatic may thy pangs be drown’d,

Bright clouds descend, and angels watch thee round,

From op’ning skies may streaming glories shine,

And saints embrace thee with a love like mine.

May one kind grave unite each hapless name,

And graft my love immortal on thy fame!

Then, ages hence, when all my woes are o’er,

When this rebellious heart shall beat no more;

If ever chance two wand’ring lovers brings

To Paraclete’s white walls and silver springs,

O’er the pale marble shall they join their heads,

And drink the falling tears each other sheds;

Then sadly say, with mutual pity mov’d,

“Oh may we never love as these have lov’d!”

From the full choir when loud Hosannas rise,

And swell the pomp of dreadful sacrifice,

Amid that scene if some relenting eye

Glance on the stone where our cold relics lie,

Devotion’s self shall steal a thought from Heav’n,

One human tear shall drop and be forgiv’n.

And sure, if fate some future bard shall join

In sad similitude of griefs to mine,

Condemn’d whole years in absence to deplore,

And image charms he must behold no more;

Such if there be, who loves so long, so well;

Let him our sad, our tender story tell;

The well-sung woes will soothe my pensive ghost;

He best can paint ‘em, who shall feel ‘em most.

Todo lo bueno termina.

Una de las grandes realidades de la vida.

Muchas veces se ve venir el final, en otras en repentino e inesperado, en ambos casos el cuestionamiento de

¿qué hice mal?

o

¿Qué pude haber cambiado?

y la colocación de culpas duran mucho más que el asunto terminado.

Siendo una persona que es bastante bueno para perdonar a los demás (no tanto para olvidar) pero jamás a mi mismo estas situaciones tienden a perseguirme durante años, hoy estoy convencido de que mi vida si sería muy diferente si en el momento X o en el momento Y hubiera tomado otra decisión, pero lo acepto e intento no “traumarme”, si hubiera elegido otra escuela, otro horario, otro grupo, mis amigos serían otros, mi carrera y oportunidades de trabajo serían otras, no hubiera conocido a ciertas personas, hubiera conocido a otras, pero cada decisión en nuestras vidas (además de crear un universo paralelo) es el camino que nos ha traído hasta donde estamos.
Las que si me toman más tiiempo asimilar han sido las ocasiones en que yo no he decidido (me cuesta un esfuerzo enorme) o el tiempo de elegir se ha terminado o peor aún alguien ha decidido por mi.

Esta semana puede que me enfrente a una situación semejante y esperó ser yo el que tome la decisión y que sea para mejorar.

Jiff en León

Jiff desde León Guanajuato.

Dejen les cuento el oso de la semana pasada, el viernes estaba haciendo tramites en la empresa para venir para acá, se me ocurre preguntarle al señor director (que es japonés) que si iba a venir en algún momento para Guanajuato y él me pregunto ¿Dónde esta León?

Casi siempre hace eso cuando viajamos en el país y tiene un gran mapa de la republica en su oficina y vamos a señalárselo, es un ejercicio de futilidad, pero ya se nos hizo costumbre, el problema fue que la verdad yo soy bastante ignorante de la geografía de México, les puedo encontrar el rio Sena en un mapa de Europa, no se me pierde Londres, y hasta puedo “atinarle” con un dardo a Rio de Janeiro en un mapa de América, pero no sabía donde esta Guanajuato en el mapa de México y mientras yo buscaba cerca de Monclova, el señor director encontró León, así que me fui como perro con la cola entre las patas.

Ok, volviendo al presente, estoy esperando que terminen de montar el stand de la expo y aunque de aquí veo mi hotel, no puedo ir, así que estoy sentado en el carro que rentamos para esta ocasión, siempre me quejo de que no tengo tiempo para escribir y de hecho muchos de mis post para cuando me doy cuenta entre buscar las fotos, darles en ocasiones algún efecto muy sencillo, y darle formato a las notas me toman más de una hora (y se leen en un minuto), y ahora que estoy aquí con nada más que tiempo, no se me ocurre nada, ahh, por cierto, llegando a león estaba muy preocupado de que me fuera a perder, pero creo que no, después de todo no es ni remotamente parecida en tamaño a nuestra locura de D.F. y área metropolitana y llegué relativamente fácil, el problema fue a la hora de recoger la paquetería, por la Plaza del Zapato en la “zona piel”, en esa sección me quede dando vueltas (o intentándolo) casi una hora.

Como los que leen mi twitter ya saben, una de mis compañeras del japonés me llama poderosamente la atención, es paisana de mi madre pero lamentablemente ya tiene novio, ayer por andarle dando un “aventón” (raite) llegué muy tarde a mi casa, pero yo siempre he sido medio babas para ese asunto de “ser amable”, esto lo menciono porque ayer en algún momento TUVE que poner una estación de ¿música? Grupera y hoy al entrar a león, el 92.3 se me hizo muy bueno, si andan por aquí se las recomiendo. Medio freson y muy en la linea de “Universal” sin el Club de los Beatles y la “voz Universal”, así que esas han sido las primeras horas de este viaje a León, ando sin cámara, así que no haré un post pesado, aunque este post ya se hizo muy, muy local ¿cuántas personas conocen “universal” en F.M.
Bueno, ya me voy, tengo que volver al stand.

A casa

Ya voy para la ciudad de México, en este momento estoy echadote en la terminal de Tijuana. (ese comentario como que iria más adhoc en Twitter)

He estado muy estresado por una infinidad de razones:

El sabado me voy a Japón lo que ocasionara que falte en tres ocasiones a mi clase de Frances y dos semanotas a mis clases de Japones y eso como quiera me irrita pues nunca he reprobado un curso de idiomas (ok, si, solo era inglés pero era un buen record). Si sé que ir a Japón de nuevo es un gran privilegio, pero…..
Por tanto viaje no he podido ser constante y no he avanzado nada, absoutamente nada de mi tesis.
Sigo teniendo muchos causantes de stress en el trabajo (pero eso no me molesta, sería peor no tenerlos)
Sigo decepcionado de la basura que resulto ser la mujer con la que inclusó llegué a hablar de tener herederos (hasta le llegué a escribir un post a mi hijo que nunca nacera), siempre supe que era vanidosa y un tanto cuanto egoista, pero no así como la puedo ver hoy, tal vez fue mejor, pudo haber sido aún más duro después (también fue mejor para mi hijo Anselmo que pudo haber sido literalmente un hijo de …..) y el recordar cuanto tiempó perdí estando ahí y tratando de ser mi mejor yo me hacen enfurecer, casí seis años y ella como si nada. Eso, la diferencia entre los finales para hombres y mujeres (muy bien plasmado aquí en la Tira Ecol) también no ha dejado de darme vueltas en la cabeza. Y si, podrá ser lo que sea pero estoy muy mal y haste reflexionando en que mis “altos estandares” siempre terminan dandome una sorpresa, ¿será que tienen razon todos aquellos que tratan de acumular relaciones y encuentros fugaces como si fueran las estampas de un albúm?
Nada más no me halló y en mi casa tampoco puedo estar en paz, siempre hay problemas de billetes que tristemente yo no puedo resolver.
Me he dado cuenta de que muchas decisiones que he tomado alo largo de estos años han sido basadas en una serie de prejuicios pendejos, sobre todo la de no estudiar japones cuando tenía 18 años por no ser uno con los otakus del manga (decisión pendeja donde las haya) y muchas otras, creo que la primera buena deisión que tome fue mandar a la jodida la religión católica que me “apoyaba” a la hora de juzgar a los demás dependiendo en su “sistema de valores”.
Los años que pase trabajando y estudiando me pasan factura, soy demasiado aburrido tal vez para el par de la gente de mi edad, ya no soy ningún niño y aún me siento muy joven para muchas cosas pero no es así.